ELSA CHAVES, actriz

Trabajar con Elsa ha sido una experiencia realmente increíble. Lo digo en serio. Sin exagerar. Ha sido mi gran oportunidad de conocer personalmente a alguien que se ha hecho headshots con el gran Peter Hurley o con fotógrafos como Philip Stark. Entiendo que para los que no saben quién es Peter Hurley este detalle es insignificante. Pero, para mí, significa mucho. Una oportunidad única que no podía dejar pasar. Confieso que he sentido cierta presión. Sin embargo, trabajar con Elsa ha sido muy fácil.
Elsa es una persona con mucho talento, mucha personalidad, con un gran sentido de humor, y muy generosa a la hora de facilitar las cosas durante la sesión. El resultado está a la vista. La fotos son estupendas. Hemos conseguido todo lo que nos habíamos propuesto.
Un peinado sencillo, un maquillaje natural y sensato, algo cómodo y discreto para ponerse es suficiente. Y fue suficiente. Las fotos de Elsa me encantan.
Para mis headshots, busco algo sencillo. No quiero un retrato de belleza o un retrato artistico. Tampoco quiero un mero objeto, perfectamente iluminado, delante de la cámara. Busco la persona. Un retrato natural, honesto, transparente. Tu mejor versión, sin ninguna intención de cambiar lo que eres. Prefiero un headshot con presencia, que conecta o transmite, antes que un headshot «bonito» que no dice nada.